Beneficios

A través de actividades específicamente diseñadas, los caballos nos enseñan destrezas que luego podemos aplicar en todas las áreas de nuestras vidas como relaciones personales, relaciones familiares y el trabajo.

A través del caballo podemos:

  • Fortalecer nuestra confianza y autoestima
  • Ahondar en nuestro autoconocimiento con autenticidad
  • Aprender a establecer límites claros y saludables
  • Aprender a escuchar nuestras emociones y lo que estas nos comunican
  • Optimizar la manera en que nos relacionamos con los demás y con nosotros mismos
  • Reconocer patrones de pensamiento y comportamiento ya obsoletos y reemplazarlos con otros que nos beneficien
  • Conectarnos con nuestra intuición
  • Despertar nuestra creatividad
  • Aprender a trabajar en equipo formando comunidades auténticas
  • Desarrollar un estilo de liderazgo consciente y responsable

 

Para los ecuestres:

  • Aumentar los niveles de seguridad
  • Construir una mejor relación con nuestros amigos equinos
  • Encontrar soluciones alternativas a patrones de comportamiento obsoletos
  • Fortalecer nuestro conocimiento del caballo (y el nuestro) a nivel físico , mental y emocional
  • Iniciarse a la “equitación etológica”
  • Refinar las ayudas y conseguir mejor desempeño del caballo a nivel deportivo
  • Como mejorar, sanar caballos alterados
  • Aprender a manejar los “miedos”
  • Descubrir y practicar el trabajo a pie y en libertad